DE GIULIA GTV A GTAM

Para ejecutar esta recreación partimos de un Alfa Romeo Giulia GTV 2000 de 1975. Como veremos a continuación el coche se rehizo por completo; por ejemplo, toda la carrocería fue hecha de nuevo a excepción del panel del techo.

Los mejores componentes europeos y americanos fueron utilizados para el chasis, la suspensión y los frenos, mientras que el motor fue afinado hasta alcanzar unos extraordinarios 170 CV plenamente robustos. El objetivo era su elegibilidad para las carreras y campeonatos FIA.

UN ALFA GTAM A LA CARTA

Este Alfa Romeo GTAm Recreación fue hecho a la carta a petición de su propietario. Con 170 CV, las especificaciones son masivas pero no por ello deja de ser un coche de carreras confortable que es posible conducir en carretera abierta. Hemos puesto en su preparación la experiencia de 40 años de trabajo para alumbrar un híbrido temible que reúne lo mejor de los dos mundos.

DE GIULIA GTV A GTAM

Para ejecutar esta recreación partimos de un Alfa Romeo Giulia GTV 2000 de 1975. Como veremos a continuación el coche se rehizo por completo; por ejemplo, toda la carrocería fue fabricada de nuevo a excepción del panel del techo.

Los mejores componentes europeos y americanos fueron utilizados para el chasis, la suspensión y los frenos, mientras que el motor fue afinado hasta alcanzar unos extraordinarios 170 CV plenamente robustos. El objetivo era su elegibilidad para las carreras y campeonatos FIA de vehículos históricos.

TRABAJO REALIZADO

Preparamos el motor Alfa Nord 2000 de la bestia según las últimas tendencias y avances aplicados por los especialistas en la marca. Nuestra meta fue ofrecer una gran cifra de potencia sin perder par ni tracción. Aunque contamos con documentación exhaustiva de la receta y los ingredientes aplicados, a continuación, resumimos los puntos clave del trabajo:

  • Potencia y par: 170 CV a 7.500 Rpm y XX.
  • Culatas CR de compresión 10,5:1, con válvulas de admisión mayores.
  • Cámaras de combustión C&B 11.9 (duración 292)
  • Cigüeñal, bielas, embrague y volante de inercia reforzados y aligerados.
  • Pistones y segmentos JE de 84 milímetros.
  • Colectores de escape 4-2-1 de 55mm
  • Distribuidor, Radiador y termostato de aceite ALFAHOLICS.

Respecto a la suspensión, reemplazamos el sistema y las gomas de serie por componentes de carácter deportivo. Sustituimos los muelles por otros más cortos, mientras que para los amortiguadores elegimos unos Spax de gas de doble vía ajustables. Además, montamos una barra antivuelco de 29 mm. Harvey-Baillie.

En cuanto a la transmisión, revisamos todo el árbol de levas y reforzamos sus diferentes elementos, mientras que para la caja de cambios optamos por una unidad reconstruida con engranajes y sincros nuevos ajustados de tal manera que permitan el cambio rápido de velocidades sin rascar. El diferencial es autoblocante con paliéres cortos, siendo su ratio un corto 8:41=5:12.

Para los frenos optamos por pinzas de cuatro pistones y discos perforados y ventilados en el eje delantero, a la par que en el trasero dejamos un juego estándar ATE. Por último, las ruedas son unas 7×15 con neumaticos Toyo Proxes T1R.

Rehicimos la carrocería casi por completo. Todos los paneles exteriores son nuevos y de la mejor calidad a excepción del techo, que decidimos preservar. Todos los suelos del coche han sido reemplazados y reforzados. Además, instalamos una nueva luna delantera laminada (el resto de los cristales estaban bien), y renovamos todas y cada una de las gomas.

En definitiva, recreamos un GTAm de carrocería ensanchada, con apéndices de fibra de vidrio instalados sobre las aletas nuevas. El color elegido por el propietario es blanco y azul SEAT. Por último, reforzamos toda la estructura mediante una jaula antivuelco Sparco de 6 puntos.

En el interior instalamos buckets, cinturones y volante Sparco, estos dos últimos de 4 puntos y 36 cms. de circunferencia respectivamente. Además, montamos un sistema de inetercomunicaciones.

Aun tratándose de un coche de carreras, el propietario pidió un interior completo a excepción de los asientos traseros, por lo que instalamos las mejores moquetas y revestimientos. El tejido elegido fue el cuero negro. El espacio de las plazas traseras fue tapizado con vinilo diamante. Headlining?

Respecto a la instrumentación, montamos todo aquello necesario para correr en rallies y circuitos. Las luces cuentan con un extra SIM de larga distancia y focos halógenos más pequeños para curvas cerradas. Por último, incorporamos un depósito de combustible de aluminio FIA CLASSIC ALFA y bomba eléctrica FACET de carreras.

MÁS EJEMPLOS...

¿LE GUSTA LO QUE VE?CONTÁCTENOS

Web: Managemotor.es © Copyright - ItalClassic